Atrás

 

EL LATIN JAZZ EN LOS ESTADEROS, VERBENAS

Y PICÓS DE BARRANQUILLA: OTRA VISIÓN

Por: Nelson García

 

Barranquilla es una ciudad sembrada a la orilla del Mar Caribe, lo cual la acostumbró a la idiosincrasia del agua salada. A esta ciudad, llegaron vicios traídos de España como La Verbena, reunión de personas de clase popular alrededor de un equipo de sonido gigante con muchos parlantes y decibeles llamado Picó, quien dispara música Afrocaribe durante todo el tiempo en un espacio cercado por láminas de lata, madera y palmas de cocoteros en la mitad de la calle al compás del ron, aguardiente o cerveza. Con este marco han disfrutado los "Curramberos "durante los últimos cincuenta años.

Tiempo avanti, surgen Los Estaderos, que a diferencia de las Verbenas, se ubican en cualquier casa de esquina pero giran alrededor de las mismas directrices, amplificación de sonido, que puede ser el picó, venta de bebidas alcohólicas, mesas y bancos de madera, descargas, guarachas, mambos, salsa, pachangas, etc; pero a espacio abierto.

Esta trilogía, llena de rumba, trasnocho, ron y mucha música; sobre todo, ha obligado a los ciudadanos de esta parte del Caribe a llenar su cabeza y oídos de melodías de alta calidad interpretativa. La Salsa, "Boom" comercial, sello o etiqueta, pero al final el término que aglutinó todos los ritmos; fue el eje para bautizar lo que aparentemente sonaba parecido. Lo que se hizo del `66, hacia acá, recibió ese nombre y lo que se había hecho antes de los 50s hacia adelante también.

Fue la fiebre durante todos esos años y lo que vendía, así que el destino de cualquier producto musical hecho de las Antillas hacia Nueva York, inevitablemente llevaría esa marca; llámese Mambo, Pachanga, Boogaloo, Jala Jala, Guaracha, Guaguancó, Son Montuno, Jam Session, Mapeyé, Son, Descarga, Aguinaldo, Seis, Murga, Oriza, etc.

Bajo esa condición en esta ciudad se bailaron y escucharon, zapatean y oyen aún, muchos temas instrumentales, que hoy día llevarían fácilmente la marca que impera en el momento: LATIN JAZZ.

Desde los clásicos de Noro Morales en los 60s, "Vitamina" y "Mi Guajira" y los "Embaladores", "Ariñáñara", "Clave Mambo" y "Llegué", del Sexteto de Joe Cuba, o el estruendoso piano de Ricardo Ray en "Descarga # 2" ( Ad libs ), "More Richie", "Suite a Noro", "The Woodpecker" ( El pájaro loco ), "Caliente" y su incomparable "Lamento Borincano" que ha sido apropiado por bailarines y fonomímicos famosos del territorio como "El Negro Rey".

La Sabrosura de Mongo Santamaría en himnos como "Descarga at the Blackhawk", rebautizado en la ciudad como "La Descarga Negra"; el Fania All Stars,"Leah", el Funky de "Sofrito", el Verbenerísimo "Hammerhead "y el contundente "Vengan Pollos", grabado en Cuba con toda la pimienta afro.

Los solos kilométricos de timbal de Nelson "El Loco" Drums en el clásico de clásicos "Algo sabroso", y el paloteo de "A mil". Papá Tito Puente nos puso a bailar con "Batuka" que fue utilizado para ponerle nombre a una Verbena famosa de la ciudad y hasta "Pa´ los Rumberos" hoy cortina de programas de radio.

Las Cuban Jam Sessions con Cachao a la cabeza, hicieron un fabuloso y puntal número "El Bombín de Perucho", donde el trombón de Generoso Jiménez es quizás el mejor en su historia. Casualmente este tema fue llamado por todos los Salseros por mucho tiempo "Panamá", porque los sellos del acetato vinieron cambiados, aclaración resuelta por quien escribe y ratificada en la era del CD, cuando el sello Maype sacó algunas recopilaciones. Igualmente la "Descarga Híbrida" del trompeta Carlos Arado, y la "Descarga Caliente" de Carlos Gutiérrez, conocida por todos como "Marihuana en Pote", esta trilogía sería llamada hoy Jazz afrocubano.

El piano de Pete Rodríguez nos encantó con "Pete Madness". el Maestro Joe Quijano nos untó con un vacilón llamado "Fiddler on the roof "o "Tocando en el rufo "y una joya: "Matchmaker" o "Busca novio", bailado semana tras semana en los Estaderos. El inmortal Tito Rodríguez tocó los timbalitos en "El Mundo de la las locas", también conocido por mucho tiempo como "El Moldo de las locas" por un error de impresión de la carátula y número imprescindible entre bailarines y fonomímicos de la época.

Las Descargas "Malanga "y "Cachao" igualmente retumbaron con él y su Big band. El vertiginoso Willy Bobo nos trajo "Blind man, Blind man: Shot gun" o "El Hombre blindado" como se le puso aquí. El mano dura Ray Barreto plantó bandera en Barranquilla con "El Negro y Ray" una controversia entre él en los timbales y El Negro Vivar en la trompeta , para muchos el bastión de la Salsa en la ciudad, para otros su cortina radial y a un último grupo el recuerdo imperecedero de los Bares del sector del barrio La Ceiba, o los domingos del "Jardín Aguila".

Barreto afinó los cueros con "Acid", tema programado una y otra vez en recintos sagrados que hoy ya no existen como "El Boricua", un bar que labró su fama a punta de Salsa, "koyas" ( prostitutas ), y alcohol.

El vendedor de música Osman Torregrosa trajo de Curazao un disco de 45 rpm de un conjuntico de planta de un hotel de la isla, Phecco´s Combo, el tema "Hippie´s Mambo Jazz" ( el nombre reitera todo lo que venimos hablando en este artículo) fue posesionado por los duelos de picos como himno para "ahogarse" ( Se colocaba un picó frente al otro con este tema de fondo, ya que tenía un bajo infinito; a ver cual de los dos se apagaba primero o no se oía por la fuerza de los decibeles del otro).

La Orquesta Kool, ajusto un solo de saxo penetrante en "Kool heat". El pianista Chuito Santiago encendió el ambiente con "Stan Stamina", El Colombiano René Grand hizo "Cool". New Swing Sextette dejo su sello para siempre con "Think-drink "un corte que fue impuesto al variar su revolución de 33 rpm a 45 rpm, lo que lo hizo incontenible transformándose en "El Silbidito" recordándonos al clásico del Jazz Americano "Around midnight". El Director de Orquesta de europeo Claus Ogermans afinó la cuestión con "Paraíso" ( Nombre de Verbena ), "El Rey del camino"; perfectísimo, y "No se acabau".

El panameño Máximo Rodríguez descargó su brutal piano en "Mambología" y Cal Tjader fue vacilado por todos los viciosos de la época con "Manila", "Ritmos calientes" y la soberbia "Cuban Fantasy" ( Mezcla de Descarga animal e in crescendo meloso ), bailado hasta el amanecer por los borrachos y perniciosos en la sede del Picó "El Coreano" en el barrio Palacio plaza, sector popular de la comarca por aquellos días y por siempre.

Las Verbenas fueron impregnadas de la audacia musical de la época y el Chombo Silva sopló su saxo en el bailabilísimo "Descarga Tambor". Willy Colón, niño malo, fabricó "Apartamento 21", tamaño de descarga, y también "Julia", "Camino al Barrio "y "Junio 73", el de "Lo mato si no compra este LP". A finales de los 70s Louie Ramírez publicó una melodía aceptada en todos los estratos "Something". Larry Harlow medio tiró un amague con "Rumbambola "que gustó más en el interior del país y en la zona pacífica, Cali pachanguero, apués.

El grupo Las Siete Potencias a punta de vibráfono hizo "The Continental "y el "Theme of Siete potencias" mientras que El trompetista Victor "Vitín” Paz nos regaló una joya que deleitaba a todos los marihuaneros de aquellos años "Latina", pieza maestra con acordes de guitarra española. Hoy este tema sería encasillado en el Jazz flamenco aunque en el Estadero "La Cien "en pleno corazón de la ciudad, Barrio Rebolo es sólo un número "baretoso".

De Venezuela El Clan de Víctor se vaciló también las Verbenas con "Alcatraz". Ya en los 80s, el gigante Charlie Palmieri, poco antes de morir nos regaló una versión del tema de su hermano "Muñeca", que todavía debe estar moviendo los dedos en su tumba, por la calidad "agitosa "del tema en su interpretación.

Sin duda que en esta ciudad se ha bailado y gozado el Latin Jazz durante mucho tiempo, antes solo Salsa instrumental y una prueba fehaciente de ello son todas estas melodías recogidas es este artículo.

En este momento al Jazz bailable se le llama Acid Jazz y son sus mayores exponentes Poncho Sánchez, Snowboy, Johnny Blas, Bongologic y Oquendo y Libre entre otros. Por acá en Barranquilla seguimos recordando el ayer, sin descuidar el hoy; por supuesto, donde después de acabarse la Verbena y ver recoger el Picó, nos íbamos a pie hasta nuestras casas, en un barrio a muchos kilómetros de donde estabamos. Por eso aquí en "Curramba" la Cultura Musical no morirá y persistirá por siempre porque pasó de Padres a Hijos y ahora a Nietos, Amén por siempre para generaciones futuras.

Atrás

 

MANUEL ANTONIO RODRÍGUEZ A .

(Músico pedagogo)

CONTACTOS:  marmusico@hotmail.com  -  Bogotá   Colombia

www.musicalafrolatino.com  

HOME